domingo, 23 de octubre de 2011

Papá, si pudieras leer esto te diría que...


La muerte cambia vidas: Tu muerte me cambió. No altiro. Fue un proceso: extraño, tranquilo, y otras veces borrascoso, pero, seguía su propio ritmo. Tu muerte cambió mi vida y mi vida nunca más volverá a ser la de antes. Porque la vida, porque todo, cambia. Pero, la muerte, cambia vidas, más que cualquier otra cosa en la vida. La muerte es vida, la vida es muerte: porque sólo puede morir lo que tiene vida, nacer implica surgir de algo que ha muerto. Porque la muerte y la vida no son opuestos, no son contrarios, no es la muerte lo que hay que temer, ni tampoco la vida. La muertevida.-
 

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.