jueves, 7 de julio de 2011

looking for...

Un lugar escondido, en la zona quizás, donde habita algo más que el saba en los hierros podridos.

La puerta siempre está abierta, o mejor dicho, la ventana...

Siempre rojo,
no lo pensó.
Invitó al cielo
a llover llanto,
A lavarse los ojos,
y ver el fondo
en silencio.
Olvidar,
alienizar,
dejar-de-una-vez-por-todas-de-existir,
o como Pessoa,
no haberlo hecho nunca,
no haberse concebido,
ni siquiera,
como idea.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.