jueves, 23 de junio de 2011

Le mal du temps

Es increíble la cantidad de tiempo
que puede durar la estupidez.



Los búhos no son lo que parecen.




Las pistas fueron dadas
hace mucho tiempo.


Ahora llega la claridad racional
a alumbrarlo todo
con su luz indagadora.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.