lunes, 24 de octubre de 2011

Sólo quería decirte que algo grande ocurre adentro, en mi centro, cuando me haces darme cuenta que las cosas son bien lindas vistas de otra manera, es como viajar, ser una turista de tú mirada.

Sólo quería decirte que ... 

(...vos producís las reacciones más lindas que jamás haya tenido. Dentro, fuera, todo cambia, y nunca antes, había sentido tanto miedo de perder una relación tan valiosa, un miedo tan inmenso de no poder tenerte cerca, que se anuda mi garganta, y el llanto no escapa, se refugia en mi garganta. Nostalgia del fin que aún no se acerca, de ese sueño lleno de lobos y de una despedida tan dolorosa como puede tolerar apenas el alma. Tengo miedo, no sé porqué, y pena de que esto se vuelva pasado, pasado y no presente. En otras palabras es miedo a que el futuro nos separe.Miedo a lo incierto, al cambio que siempre viene en todo, a que el cambio nos separe y nos distancie tanto que jamás podamos volver a estar como estamos, temo, temo mucho, todo esto me da tanto miedo, pero...)
... si me abrazas, todo se esfuma, como espuma en el cielo.


(tú) burbujas mi desierto abisopelágico.

domingo, 23 de octubre de 2011

Papá, si pudieras leer esto te diría que...


La muerte cambia vidas: Tu muerte me cambió. No altiro. Fue un proceso: extraño, tranquilo, y otras veces borrascoso, pero, seguía su propio ritmo. Tu muerte cambió mi vida y mi vida nunca más volverá a ser la de antes. Porque la vida, porque todo, cambia. Pero, la muerte, cambia vidas, más que cualquier otra cosa en la vida. La muerte es vida, la vida es muerte: porque sólo puede morir lo que tiene vida, nacer implica surgir de algo que ha muerto. Porque la muerte y la vida no son opuestos, no son contrarios, no es la muerte lo que hay que temer, ni tampoco la vida. La muertevida.-
 

jueves, 20 de octubre de 2011

De cómo nos fusionamos, el miedo, y el frío.

Hizo esta promesa 
silenciosa e indeleble
mi cuerpo. 

Adentro algo convino.

Luego, nos fusionamos, porque éramos uno. 
Antes nos separaron, pero no más.
Allá en Valparaíso,
lo recuerdo,
por lo menos,
siete veces
o más. 


Pero,
qué congoja pesa en el centro,
cuando el presente se vuelve
nostalgia,
y aparece
el miedo.


Temo que el presente
que nos contiene,
sea sólo recuerdo
intangible.

No temas,
sólo
somos
recuerdos. 

Entonces, temo des-componer-me
en millones de fra-ccio-nes,
perdiendo la idea de u-ni-dad,
esta tan segura y falsa
sensación de [individualidad].

No obstante,
debe ser algo
totalmente desconocido
sentirse parte
del universo.


... y no ser más lo que soy,
sino lo que siempre fui.





Un Algos se encubre en mi seno.
No llora, se contiene, crece adentro, y se propaga,
esparciendo en mi sangre, un color raro, meh-lán-cóh-líih-co.

lunes, 17 de octubre de 2011

ola, ola, ola...

... y otras veces, vuelve como una marejada inmensa cubriéndolo todo con su espuma blanca, con su vaivén incesante. Me sonríes, y a mí se me escapa una sonrisa de la boca, en el otro lado del vidrio. Me miras desde aquel portal mágico, y yo te observo desde la orilla, esperando el té. Esperando al viento quizás, al viento de la tarde que nos acaricia el rostro. (¿Será el mismo viento?). El susurro de la noche llega hasta mi almohada. Me da lo mismo si soy cliché, si otros lo han dicho mil veces antes mejor que yo. Quizás no busco trascender, quizás sólo busco calma en esta marejada borrascosa que me tocó, pero sabés? también me siento bien nadando en este piélago, así que probablemente siga en este océano azul.

martes, 11 de octubre de 2011

yo digo que

...de la tristeza a la alegría un paso,
                     tu cariño  me alienta
                                     tu cariño el viento, yo la vela, mi ánimo la marea.


...ésto queda, queda lo que queda y lo que no queda no da.-

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.