domingo, 22 de mayo de 2011

mejor silencio

yo me olvido facilmente del olvido y ese es mi problema o quizas es mi defensa pero igual es penca porque pa que tan seria o si señores soy muy seria todo me lo tomo tan seriamente metros y metros de celuloide por mi cabeza te pasai los medios rollos comadre que quisiste decir con comadre ah ah con mi madre con tu madre no se no se a veces se me olvida que a veces nomas y siempre siempre nunca no siempre y mejor seria a veces y no siempre pero contigo no con otros con nadie tengo miedo lo sabes tu tambien temes pero que cosa como cuanto no se te ocurra soltarlo jamas dejes de sostenerlo con insegura certeza todo duele de maneras que ni las metaforas puedan expresarlo y a veces nomas no es justo estoy triste o angustiada sea la palabra es como si me ataran el estomago con unas pesas hacia otra dimensión y es todo tan pesado que me empuja a caer dentro en valparaiso pense mucho en ti y es que siempre te recuerdo con culpa y no he vuelto al cementerio en todo este tiempo tu nombre escrito en la piedra me lastima que ganas de habernos dicho tantas cosas ahora justo ahora que muchas de tus palabras me hacen tanto sentido y ahora que veo mis propias acciones mis paranoias eternas mis temores me pasa que siento que eramos tan iguales y no se si echarte la culpa o si llorar por ambos lo bueno de esto es que voy cambiando el destinatario y ahora te hablo a vos querido mio y no se me da miedo estar en el ocaso en el ultima dia en el que todo ha sido ya concluido ni acentos ni comas no sirven de nada al final nosotros ponemos las comas donde se nos da la gana no cierto que pena me invade el alma es la musica cuando la escucho algo se derrama dentro y es dolor y es tormento pero fluye como agua y lo limpia todo desearia tantas cosas y estoy aqui estancada desearia dar la vida la muerte por algo pero estoy tan muerta estoy tan dormida yo lo quise asi yo lo busque de ese modo tengo pena tengo un llanto atravesado me gusta tenerlo ahi tiene un hueco por el que pasa el aire y se escucha como hojas como mar cierto incierto que es esto mejor callo un momento mejor silencio

lunes, 16 de mayo de 2011

el sabor de lo impalpable

Todos estos despreciables rasgos,
pedazos rotos, trizados, esparcidos en tu espacio. Tu sangre el pegamento.



Cierto, hace rato que es 1984,
y, desde entonces, que no avanza el tiempo, sino,
como maquinaria-mente,
como siguiendo pasos precisos, cortos, calculados,
porque así lo convinieron, lo convenimos.



Prepotencia solapada en esta especie endémica.



Observo, y miro,
sobre todo
,
cuando tus ojos lo reflejan,
toda esta podredumbre que me/nos conforma, y no me/nos conforma.


Atrapados,
es posible lograr ver algo
en la hendidura:
lo dionisíaco.

Todo lo que perdimos inmolando a esos niños
en nuestro interior, este juego no me está gustando.

Y me pierdo, Temo, y ya no es como antes, como cuando no había capa que nos cubriera. Somos cada vez más pequeños. ¿Cómo mierda me quito esto, si cada palabra que pronuncio está repleta de ella, esa puta, ese demonio?.

Entregar-se frágil,
contemplar como brota la sangre de la herida,
descubrir que lo que duele en el centro, es tan profundo, es tan inmensa-mente abismal,
extasiarse
en el uni-verso, versos paralelos.

Extrañas maneras de ser, de no ser.
Sentir el senti-miento,
evadir des-truir,
llorar, destilar, fluir.

Cal-mar.
seguir.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.