martes, 14 de diciembre de 2010

vámonos que ya es tarde

extrañas criaturas revuelven mi interior con sus picos incrustan distintos alimentos en mis paredes gusanos piedras de colores hojas migas de pan algunas frases de canciones y olores de hace 1 año atrás es tan cuático como la muerte nos cambia tanto la vida o sea me estremece porque como vos decís es un cambio tan pequeño que mientras más pequeño es el ángulo de visión que estábamos perdiéndonos más nos sobrecogemos es un cómo no lo ví si estaba ahí mismo y ahora claro ya no estás y ese intento desesperado por palpar los últimos recuerdos revisando cada movimiento obsesivamente en el cerebro como si recordando cada hebra y cada detalle pudiésemos llegar a comprender lo que pasó yo no puedo olvidar tu mirada que lucía tan celestial ese día no entiendo por qué tu mirada estaba tan tranquila decía algo así como te quiero mucho hija this is it no decía algo más algo más que tú en alguna parte remota de tu interior sabes y sin embargo en fin qué manera de ser altaneros en la adolescencia hasta que nos ocurren cosas como ésta y entonces caemos en la cuenta de que no tenemos nada bajo control y de que todo es un misterio de que no sabemos cómo funcionan las cosas y puede que nunca lo sepamos y esta incertidumbre me provoca escapar sumergirme en melatonina o en monóxido de carbono pero también esta lluvia cristalina que me empaña el alma me calma me calma un poco de no sé qué largémonos quieres vamonos pronto de aquí vayamos a una cabaña construyámosla con pedazos de ramas cartón y plástico que el frío y la lluvia intenten calar nuestros huesos tus besos podría ser que en tu mirar me envuelva el mar con sus sempiternos brazos subir al piélago no me haría nada de mal considerando la calma opresiva de este abismo quizá no lo tolere quizá me desarme quizá no aguante la falta de presión que me mantiene unida desintregrarme no es la salida lo dejo todo en ascuas una pausa mientras dejo que el sonido de las melodías me envuelvan una gallina miniatura un pato una cabra de mascotas en un sueño extrañísimo una pelea un puñete escapamos es de noche peleamos laberintos de un lugar más abajo del metro escaleras y más escaleras me conducen hasta donde la luz ya no llega grito yo grito y el eco retumba en cada piso despertandolas vienen por mí a veces estamos los cuatro los cincos y la gallina miniatura el pato y la cabra ah cierto hay un bebé miniatura también los dejé medio asfixiados entre las sábanas por suerte no murieron con un poco de leche quedaron repuestos me parece no lo sé creo que abrí los ojos antes de saberlo y ahora no sé si los maté o si ya estaban muertos y vos por qué siempre volvés en los sueños y nos decís que todo fue un error de los médicos que esta vez te quedás por un buen tiempo acaso no sabes que tememos despertar y que te desvanezcas de nuevo la lucidez es el dolor más bello que hay de la incertidumbre las incertezas se me funden en el cuerpo como metales sólidos calcinándome la tráquea y algo más allá en el tercer espacio no entiendo este enmarañamento de ideas es una bola hecha de cabos sueltos vos al menos sos una cnta de moebio yo ni siquiera entiendo donde empiezo y donde termino no sé nada me duele esto me place quizá me acostumbré por qué me enrosqué no entiendo por qué no busqué y buscar qué si al final no hay nada no sé qué es cierto no puedo quedarme así tiene que haber algo no cómo una respuesta como una no sé se acaba el tiempo y debo dejar algunas líneas antes de partir a hacer cosas que no me interesan los ojos tristes los ojos de todos no entiendo cómo pude angustiarme por no ser como ustedes si ni siquiera entiendo por qué ustedes son como la gente es tan extraña no entiendo las relaciones humanas a vos tampoco te entiendo mucho pero tengo esa necesidad viste no te creas que estoy siempre en la orilla más bien estoy en el fondo cuesta salir a la superficie soy tan 4 a veces otras no sé tanto me voy a cerrar los párpados por un rato nunca sé cómo terminar las cosas creo que será suficiente con un poco de esto vámonos que ya es tarde

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.