viernes, 24 de diciembre de 2010

Orb

Fotografié un ORB (:

martes, 21 de diciembre de 2010

Viajes y despertares

Despierto, abro los ojos y el cielo está encima de mi cabeza, asomándose desde la ventana, con una claridad ambigua. No puedo determinar qué hora es, y la duda me habita la cabeza. Antes que pueda evitarlo, abandono el mundo del cual vengo, y las últimas imágenes que aún quedan en mis retinas son succionadas o drenadas hacia el olvido.-

martes, 14 de diciembre de 2010

vámonos que ya es tarde

extrañas criaturas revuelven mi interior con sus picos incrustan distintos alimentos en mis paredes gusanos piedras de colores hojas migas de pan algunas frases de canciones y olores de hace 1 año atrás es tan cuático como la muerte nos cambia tanto la vida o sea me estremece porque como vos decís es un cambio tan pequeño que mientras más pequeño es el ángulo de visión que estábamos perdiéndonos más nos sobrecogemos es un cómo no lo ví si estaba ahí mismo y ahora claro ya no estás y ese intento desesperado por palpar los últimos recuerdos revisando cada movimiento obsesivamente en el cerebro como si recordando cada hebra y cada detalle pudiésemos llegar a comprender lo que pasó yo no puedo olvidar tu mirada que lucía tan celestial ese día no entiendo por qué tu mirada estaba tan tranquila decía algo así como te quiero mucho hija this is it no decía algo más algo más que tú en alguna parte remota de tu interior sabes y sin embargo en fin qué manera de ser altaneros en la adolescencia hasta que nos ocurren cosas como ésta y entonces caemos en la cuenta de que no tenemos nada bajo control y de que todo es un misterio de que no sabemos cómo funcionan las cosas y puede que nunca lo sepamos y esta incertidumbre me provoca escapar sumergirme en melatonina o en monóxido de carbono pero también esta lluvia cristalina que me empaña el alma me calma me calma un poco de no sé qué largémonos quieres vamonos pronto de aquí vayamos a una cabaña construyámosla con pedazos de ramas cartón y plástico que el frío y la lluvia intenten calar nuestros huesos tus besos podría ser que en tu mirar me envuelva el mar con sus sempiternos brazos subir al piélago no me haría nada de mal considerando la calma opresiva de este abismo quizá no lo tolere quizá me desarme quizá no aguante la falta de presión que me mantiene unida desintregrarme no es la salida lo dejo todo en ascuas una pausa mientras dejo que el sonido de las melodías me envuelvan una gallina miniatura un pato una cabra de mascotas en un sueño extrañísimo una pelea un puñete escapamos es de noche peleamos laberintos de un lugar más abajo del metro escaleras y más escaleras me conducen hasta donde la luz ya no llega grito yo grito y el eco retumba en cada piso despertandolas vienen por mí a veces estamos los cuatro los cincos y la gallina miniatura el pato y la cabra ah cierto hay un bebé miniatura también los dejé medio asfixiados entre las sábanas por suerte no murieron con un poco de leche quedaron repuestos me parece no lo sé creo que abrí los ojos antes de saberlo y ahora no sé si los maté o si ya estaban muertos y vos por qué siempre volvés en los sueños y nos decís que todo fue un error de los médicos que esta vez te quedás por un buen tiempo acaso no sabes que tememos despertar y que te desvanezcas de nuevo la lucidez es el dolor más bello que hay de la incertidumbre las incertezas se me funden en el cuerpo como metales sólidos calcinándome la tráquea y algo más allá en el tercer espacio no entiendo este enmarañamento de ideas es una bola hecha de cabos sueltos vos al menos sos una cnta de moebio yo ni siquiera entiendo donde empiezo y donde termino no sé nada me duele esto me place quizá me acostumbré por qué me enrosqué no entiendo por qué no busqué y buscar qué si al final no hay nada no sé qué es cierto no puedo quedarme así tiene que haber algo no cómo una respuesta como una no sé se acaba el tiempo y debo dejar algunas líneas antes de partir a hacer cosas que no me interesan los ojos tristes los ojos de todos no entiendo cómo pude angustiarme por no ser como ustedes si ni siquiera entiendo por qué ustedes son como la gente es tan extraña no entiendo las relaciones humanas a vos tampoco te entiendo mucho pero tengo esa necesidad viste no te creas que estoy siempre en la orilla más bien estoy en el fondo cuesta salir a la superficie soy tan 4 a veces otras no sé tanto me voy a cerrar los párpados por un rato nunca sé cómo terminar las cosas creo que será suficiente con un poco de esto vámonos que ya es tarde

domingo, 28 de noviembre de 2010

45

... porque cómo,
porque, no sé decirlo, es largo el día...

miércoles, 24 de noviembre de 2010

lista de un miércoles por la tarde

1. Siete meses a veces es demasiado,
en otras ocasiones, once meses no bastan.

2. Un silencio nos cobija del viento esta tarde.

3. Tu mirada perdida en lugares que no puedo conocer ni habitar.
Porque miras hacia dentro tuyo, y esa idea te tragó hacia quién sabe qué remoto lugar.


...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Los brazos del mar

Le acosan, persiguen, pasan. Se precipitan, se mueven, recorren, transitan confundiéndolo todo, circulan deslizándose. Es Imposible detener su manar, desconcierta su resbaloso fluir. Se propagan, viajan, nunca cesan de transcurrir, turbando.



(Podés decir que ando con la perra

pero vos no tenés idea de nada.
No podés siquiera intuir la cuestión,
el meollo, el asunto de toda esta trifulca.

Espero que jamás puedas
entenderlo.
)

sábado, 13 de noviembre de 2010

démeh - ich

El Piélago
Impregna hasta des-integrar me

(
eres tan normal que no lo toleras
)

Esta es una confesión CATEGÓRICA.-
ESTA ES UNA CONFESIÓN categórica.-
Esta Es Una Confesión Categórica.-

miércoles, 10 de noviembre de 2010

tcháim

205

lunes, 8 de noviembre de 2010

melatonina + mielina

Hemos removido con asas y palas la tierra. El otro día jugando unos niños enterraron unos clavos en las ancianas manos de aquél árbol. A veces aparezco en una carretera, es de noche y estoy huyendo, corro veloz en mi biclicleta, si no alcanzo a llegar antes del amanecer algo funesto pasará, y estoy angustiada porque no sé si lo logre. La Angustia me agobia progresivamente. Le veo, pero tenemos miedo de tocarle porque se está disolviendo y está muy frágil y podrido, pero nos alegra tenerlo de vuelta aunque sea un rato, creemos que la muerte ha cometido un error, y sabemos que vendrá a llevárselo, por eso estamos preocupadas de no hacer tanto ruido, para que no nos oiga.

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Relato de qué?. No sé muy bien cómo empezar.



Mis manos titubean en el teclado, me dirigo a la cocina y bebo un vaso de agua. Luego, llego hasta la puerta de la habitación y toso nerviosamente, me siento nuevamente frente al computador, y observo la inmensa, extensa y vasta región blanca que se me presenta frente a los ojos. La pantalla está blanca y no sé bien cómo empezar a escribir lo que me trajo hasta aquí.

Dejo que la melodía se disuelva en mi sangre - la vida es extraña- le digo. Sus ojos húmedos, sus ojos tristes, los observo dentro mío. A veces creo que su espíritu es triste, pero, ¿Acaso todos estamos tristes, o la vida tiene este sabor melancólico proveniente quizá de un origen difuso, con olor a desconocido, a complejo e impalpable?.

La vida es un misterio. La vida es el misterio. Una diminuta y casi imperceptible sonrisa se asoma de sus labios.

viernes, 22 de octubre de 2010

Todo se fue al Carajo

Me tiene podrida el universo entero.
Y ya no pertenezco.

miércoles, 20 de octubre de 2010

subterfugio suprebticio

A veces sólo hace falta una leve alusión
y entonces emergen las palabras
como subterfugios,
subrepticios

del inconsciente.

jueves, 14 de octubre de 2010

rosas ácidas

Las rosas blancas no huelen tan bien, son un poco ácidas.
Creo que hace tiempo no cometía una masacre como la que
acabo de hacer. A veces nos encariñamos de cosas pequeñas,
de personas que no conocemos mucho. Imágenes que van
quedando adentro nuestro.



No tengo idea de lo que pasa por mi mente. No lo sé. Es una corriente turbia, no puedo distinguir el fondo de todo esto.



Al mar preciso volver, necesito poder marcharme
sin previos avisos, sin intenciones de lastimar.
Sólo no tener nada a qué amarrarme. Nada que esperar.




Ten cuidado donde estés, a veces las intenciones no bastan.
Ustedes que pregonan buenas intenciones lanzando cuchillas
al aire, ¿la culpa es del blanco no del lanzador?



Siempre llaman a mi casa y es equivocado.


Vámonos al sur,
escondámonos en
aquéllas islas.

Nos duele
tanto
el
aliento.







éu-tí-veh-túduh-séim-sá-ber-queíñh-éra-éu
i-éu-qui-nunca-améi-a-ninguéim
púdeh-intáu-eñh-fíñh-a-már.


sábado, 25 de septiembre de 2010

está raro el ambiente

Cuántos intervalos en un sólo año, transcurren vertiginosamente, pulsando los acordes del corazón. El ciclo retorna una vez más: destrucción y calma.

viernes, 24 de septiembre de 2010

te acordas?

últimamente
han pasado
las mismas
cosas
de
siempre.
últimamente
hemos
inventado
tanto
tiempo.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Oye...

No sé, pero
kj

domingo, 19 de septiembre de 2010

fragmentos de canciones

I'm starting to fade so let the days collide.
Or Let's pretend that everything is alright, better.
Because I don't wanna feel this overwhelming hostility.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Sighs

Ya ni las palabras me motivan.
(Soy sólo un cadáver movido por la inercia.)
(upuntouótépuntoténsudefecto)

jueves, 16 de septiembre de 2010

Unreliable

...


El pasado
gritando
en las entrañas,
no hay mente
para tanto lamento.




...

lunes, 13 de septiembre de 2010

...

Y tu voz nunca más
sonó entre estas paredes,
ni tu risa, ni tu tos.

No tosía ya tu desgastado pulmón,
ni se escuchó otra vez tus gruñidos
interrumpiendo al periodista en la tevé.

No llegamos a casa para pelearnos el pecé,
mientras te rascabas insistentemente
tras la oreja concentrándote en
leer las noticias de la nación.

No oímos tu nariz eternamente congestionada,
No olimos el café con coñac
que solía calmar un poco
tus gélidas manos.

No me topé con tus cenizas
en algún plato, tarrito, o taza.
No volvieron a desaparecer de
la cocina los potes, ni frascos
que aparecían en tu taller
invadidos por tornillos
y cachureos sólo por
tí rescatables.

Y en tu taller todo estaba frío,
y abandonado de tus manos.

Tus gorritos, tus pañuelos, y tu ropa
están perdiendo tu olor anciano,
mezcla de mecánico y ávido inventor.

Si tan sólo este agujero en nuestras tráqueas
nos dejaran respirar sin dolor.
Pero tu silueta cada vez más difusa,
distante de nuestros brazos.
Cada vez más palpable sólo en la impalpable mente.

Si te hubiera tomado una foto, una sola y triste foto.
Una grabación de tu voz.
Si te hubiera abrazado un poco más,
Si te hubiera dicho lo que me inquieta ahora con tanto ahínco no poder decirte.
si te hubieras enterado por mi boca y mis acciones, lo mucho que te quería, papá
¿Tendría este dolor menor intensidad?


...

domingo, 12 de septiembre de 2010

Silencio abisal

Y
Ahora
El Silencio
es mi bien amado
es Azul
es mar, es árbol,
es nube, es aire,
es mi mejor bufanda
con él me cubro, me envuelvo...
En él descanso, me siento.
el silencio es como un grito gélido
en el más profundo abismo del océano
y qué peces y extrañas criaturas podrían
oír entre colores y luces extrañas el
grito desoído que mudo lo invade todo como el agua?

martes, 7 de septiembre de 2010

Ya no queda espacio en el tercer espacio

Ver ese rostro nunca más otra vez.

Algo dentro del esternón o duodeno quizá
entre los huesos y las vísceras, por ahí en
el tercer espacio
oprime, quema, o fluye, quizás.

"El recuerdo es siempre de algo que se pierde."

Se deseó una pequeña úlcera fulminante
por haber traicionado un poco a la costumbre
y otras veces por haber traicionado al impulso.

Incapaz de palpar, tocar,
acariciar, besar o abrazar
la cálida piel, los huesos.


Mirada húmeda.



Deseó esconderle en sus
circunvoluciones más remotas
y lejanas, para que no le encontrara
nunca el olvido.
(sin saber que el olvido se encontraba ahí mismo)

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Frío azul

Yo ya no grito
sobre los tejados de vidrio,
(son todos los techos iguales.).

Los verbos transitivos no posesivos.


La Calma llega y a veces se va.


Hoy la invito a dormir a mi cama,
espero no incomodarla con este
Frío Azuloso.


Soñé que tu lengua era áspera y
desabrida, y que la tenías hecha tira.

Está tan aterrado,
que ya no ha vuelto
a tener los mismos sueños
de antes.


Tomaste desiciones
un poco inexplicables.

La típica
"L'esprit de l'escalier
"

Im-pulsos

/im-pellere
sin explicación
sinsentido
sin carencia


De todos modos
No lo sé

sábado, 28 de agosto de 2010

Lípeh

Conturba la vesania.
Extingue.

- ¿Por qué no cortas el cable?.
- Debieron inocular.
- Quiere disolver(se).

¡Tornar!
¿Restituir?
... Destruir...

*Gritos

Oyes sólo los acordes que perdidos,
disipáronse en lo calígine, en lo impalpable,
lacerando con sus pequeños fragmentos las paredes del centro.


Fluye la linfa.
Lo inundas todo.
Se infecta el orificio.



El vacío lo oprime todo.

viernes, 27 de agosto de 2010

pijn

Jsem unavená.


I rraskapitur.


Com un pardal mort.


Ich wünschte, zu verschwinden.


Hætta að vera til.

viernes, 20 de agosto de 2010

Hambre matriz

Una vez más ningún contratiempo.
Sumirse en un coma.
Aturdir, confundir.
Suponemos que finalmente ha comprendido algo.
Una especie de epifanía respecto a algo que, si usted desea, puede imaginar.
Las musas les hacen recordar algo impalpable, calígine.
Todo se ha detenido en una atmósfera eutímica.
Mientras ellos todos siguen girando.
Le consume un hambre de matriz.
Una gazuza de melatonina o en su defecto clonazepam.
Unas ganas increíbles de retornar o de marchar lejos
y volverse un poco viento, imprevisible y violento.
Viajante distante, futuro y remoto.

jueves, 12 de agosto de 2010

No te preocupes


sólo estás cansade
es sólo eso

sóloeseso
nada más
nada menos.

Sin felinas extremidades,
ni motivos inconscientes,

tan sólo tedio
pusilándome

La espuma se vuelve
intensamente amarescente
y en el espíritu turbulento
cohabitan disfóricas ideas.


Pero no te preocupes,
que todos los días de la semana
tomo apuntes en las salas.


Almuerzo ensaladas casi
todos los martes y jueves,

medio chacoteo con los
intérpretes,
y me mofo
de los personajes.


Eso sí,
al parecer,
me va se a licuefacer el dialecto
con tanta aparente palabra,
que me va envolviendo la gana


La sangre, es sólo eso.
sangrar está sobrevaluado.

...

Hay dos mujeres que conozco
que no envían sus cartas
disfruta la (cor)respondencia.


Mientras gira el carrusel
marearte hasta vomitarlo todo.

Encima de sus tristes mensajes,
las letras han quedado manchadas

en el resto de papel


¡ E s c u p e !
rascalalenguaentrelosdi
entes
y saborea el agresivo dejo
entre la voluntad y
el desentendimiento.



Necesito llegar
a la parte azul
del océano
.


Intentaré pensar en el piélago
cuando extienda mis párpados.


sábado, 7 de agosto de 2010

Matices monocromáticos

Furia de ir y arremeter
contra quién sea
unas cuántas
maldiciones.

Imprecar a gritos
este torrente colérico
que ruge a través
de mis entrañas
y mis vísceras.

La saña se desfigura,
se distorsiona hasta
dejar un álito extenuado.

Pusilánime el espíritu,
agotado el ánimo,
sajada la carne.

Des-integración.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Ayer lo debieron saber

A ustedes van estas palabras, estas meditaciones
y estas preguntas cada cuál verá lo que le llega o
le acomoda más:


- ¿Es esta la primera vez que intentas dar
algo porque sí y punto, o sueles hacerlo por culpa,
por burla o ni siquiera? yo creo que escupiste un poco y
ahora sólo yo recuerdo las manchas que quedaron
en el suelo. Pero no te preocupes, no me sorprende
tú ambivalencia multipolar, más bien, intento descubrir
qué es lo que pretendes. Si lo reconozco. Ya resignada,
espero que se acabe pronto el pan, igual he visto el
salero, y cada vez hay menos sal.


...


- Tené razón, quitémosle las etiquetas a esto.
No somos nada, y a la vez supongo que el no
serlo le da cierto algo a lo que no somos, pues
al no ser nada podemos ser más cosas que algo
o nada. Mejor no seamos nada porque eso es
jerarquía y represión. No podría ser diferente,
odiando yo tanto tanta convención social. De
ahora en adelante, no habrán palabras,
ni
nombres en esta conversación.




...


- Luego de pensarlo un poco, me parece que le
pusiste demasiados tomates a la ensalada si igual
no había tanta sal como pa rellenar tanto los zapallos.
Aunque quizás, si te sentiste mal con el sabor del
arroz, pero después lo cocinamos siempre a fuego lento.


...


- No sé. Aún siento el (re)mordimiento del tropiezo
que me dí, con mis propias piedras, que fui juntando
en la alacena del cajón.


...


- Y ustedes dos, no lloren, ni sufran más, resígnense
al juego, que en esto nada se pierde, y todo sirve
para entretener. Entiendan que es un juego
y que él nunca va a ceder
.


...

Eso por el momento.

martes, 3 de agosto de 2010

Las retribuciones no competen

No queremos decir nada enredado, pero no sabes si resulte mucho. Está triste, pero siempre estoy triste, como dijo Neftalí. Vuelven a ese estado, es tu nivel del mar. Últimamente me has hecho subir las escaleras, pero habitamos más allá del hades, donde la oscuridad es tan negra y fría, que penetra en las moléculas, destruyéndolas por la presión. Con el tiempo van cambiando los destinatarios de esta carta jamás enviada. Es verdad, los diálogos escritos son más claros que otras cosas. Crees que fue una obsesión en su tiempo, lo de enfocarse en elementos errados, dañinos, que quedarán abandonados a su suerte en los pasillos. No sé. ¿Cuándo volverán los pájaros? ¿Quién es más sentimental? Nos vamos a soterrar cuidadosamente entre la tierra y los escombros, y persistirán las olas, tu congoja intermitente volverá en el próximo puerto, te verá desde su ventano, y vendrá a recibirte con un obsequio como corresponde.

viernes, 30 de julio de 2010

Vasto piélago del fondo abisal

E s t o y ... no ahí . . . n i aquí ... no acá . . . ni allá...

Extrañas criaturas me iluminan el torso al pasar.
Si tan sólo tuviera el chaleco que perdí lejos ya.

Escribes intermitentemente con ese pequeño
estilete en mi entresijo.

Siempre me ha gustado el M i e n t r a s.

Cómo detener la Obsesión. Cómo detenerla. Cómo.
Cómo detener la Obsesión. Cómo detenerla. Cómo.

Tú te equivocas.
Tú me equivocas.

Evaporarse un poco.

Tomar un fajo de papeles y unos cuantos discos de metal, dejárselos a un tipo a través de un ventano. Recibir un pequeño papel e intercambiarlo por un asiento con ruedas, ventana, y cortinas. Mirar a través de aquel tragaluz cristalino, unos cuántos árboles y cerros pasar rápidos y veloces frente a los ojos. Ver los cables dilatarse entre los distintos postes que avanzan hacia las espaldas. Extender los párpados que habían estado replegados, y estirar el músculo del torso, hasta que las pequeñas bolsas yazcan infladas. Luego, cuando estén vacías, repetir el ejercicio. Evitar las apneas y permitir que las imágenes guardadas recorran el cuerpo. Sentir el recorrido del fluído carmesí a través de los minúsculos conductos.

Finalmente, disolverse veloz.

viernes, 16 de julio de 2010

Viajes, tardes, sueños.

Encontramos la casa grande, parece que la fuimos a visitar. El pasillo permanecía idéntico: el verde y húmedo musgo lo cubría todo con su característica textura y algunos juguetes nuestros aún los pude ver ahí, olvidados en el suelo.

No pudimos reconocer los árboles, excepto por el limonero; tampoco vimos los lirios o ¿Acaso eran violetas?, sin embargo, sabemos que se escondían en esa zona calígine que tras nuestra nuca, a nuestra espalda no pudimos palpar.

Hubiera sido bastante útil que Dement hubiera hallado una forma de conservarles, y así todas las mañanas poder acariciarlos con las frías y gastadas manos, poder aprehenderlos en pequeños frascos o introducirlos en diminutos relicarios. No, no sería lo mismo: perderían la gracia, el aura, ese nosequé que los particulariza tanto.

Queremos los cuerpos cuando ya no los tenemos.
Cuando les perdemos, sentimos la falta de elles,
y al sabernos faltes, y vacíes, necesitámosles.-

Ni siquiera entendemos aún tu partida, y todos estos acontecimientos nos han tornado en un piélago de conmociones, que terminan en una disforia que llega al cuello y se queda ahí, alojada en los ossobucos, en los conductos raquídeos, en la fascia, en los eritrocitos, en la ( ) .

Tanto que quise olvidar y ahora me aterra esta memoria demacrada, que se va disolviendo sin poderlo evitar. Lo sé, es cursi, es hermético, es ridículo, debiera dejar de hacer el intento de codificar todo de un modo tan ineficiente. Quizás debiera irme por las metáforas, o escribir de lo cotidiano, y que dentro de ese espacio, pudiéramos encontrar lo olvidado.-

Despertar no nos causa ninguna gracia, al menos alcanzamos a palpar un poco el sol de este gélido firmamento, los dos cerros, el limonero, el pasto tierno, y el silencio. Últimamente no confiamos en la gente, y desterrada de mí misma, sólo el sonido de melodías rabiosas y tranquilas sosiegan el torbellino de espíritus que deambulan flotando en el aire de esta pesada atmósfera.

Martillazos, máquinas funcionando, taladros, serruchos, golpes de cincel, metal y eléctrico el ruido lo va invadiendo todo. Un soplido gigante, una descarga de aire, y todo vuelve a comenzar.-

domingo, 11 de julio de 2010

Fumando en la ventana

Ha sido demasiado intenso, agudo, penetrante. Demasiado excesivo, desmesurado, exorbitante. Y ahora sólo quieren dormir, sólo procuran confiar. Desean que toleren los hilos unos 37324800000 segundos más. Esperas que lo olvide / Esperas que no lo olvide. Le apetece fíar que todo marche bien por un buen rato. Pretenden que aquéllas sean las cúmulonimbos ulteriores a la borrasca. No saben. Angustia siempre ha estado allí. Y eso no lo entiende ella, no lo entendemos nosotros, no lo entienden elles, ni lo entiendo yo, pero no importa. No sé. Tanteando hasta tropezar con algo, no se qué, no sé cuándo, pero pronto, o quizás ni tanto.-

domingo, 4 de julio de 2010

Effondrement

¿Ignorar estos días de importancia vital?
Colapso total:
Un conjunto de fragmentos
se me esparcen en el alma.

Cierto, nada es cierto.
El sinsentido del sentido.
¿Verdá que todo es tan falso?


Y las miradas de aquellos rostros
turbados: el cansancio, la angustia
o la intranquilidad de lo olvidado.-

No sé.
Ya te dije lo que pienso
respecto a lo sublime del tormento.



Es emocionante observar,
es alucinante escuchar.


Buscar.

Desde una
lejana estrella,
o desde la luna,
llámalo como quieras.
¿Cuántas veces ya?
No sé
No importa
Hay que...
...un poco




No aunque
Sino incluso


En fin




miércoles, 30 de junio de 2010

Desde el ascensor el peral

Sé que todos guardamos algo que no pudimos soportar, quizás por eso lo olvidamos al comienzo, y desesperadamente intentamos volverlo a encontrar en el trayecto.



Distancias:
no existen.
Todo es un espejo.


La sociedad,
los tiempos,
pfff el tiempo.


Déjà vu:

soñé este juego.
Esto es un sueño,
ya pasé por esto.

Tú marcas la diferencia.




- ¿Cuántas veces?
- Mientras más te acercas a los bordes, más veces lo recuerdas.



Las fontanelas evitan la quemadura.
Se cierran los huesos y de paso el recuerdo.




Todos los recuerdos se me clavan en la médula.
Cada uno de ellos es una aguja:
el hilo está puesto.


Ahí, en la cima.
En el fondo,
no hay fondos.
Sin espacio,
todo oprime
con la misma
fuerza
en mí.



La olla a presión
se calma un poco
con algo de leche.

Debes escoger:
La lucidez es el dolor más bello.-


Comprensión.
Intención e intenso.
(vivo).-

lunes, 21 de junio de 2010

Curioso efecto del ajetreo habitual

El tiempo que transcurre frente a mí,
y yo en cuclillas sin poderle arremeter
no es que justo ahora,
sino que dada las condiciones actuales,
ocurrió lo que antes no hubiera sido posible,
y al final de nuevo mis infinitas entelequias.-

Quisiera que supieras
que también les interpreto,
he llegado a creer
que el interés,
que alguna absurda apuesta,
que una broma
o quizás que en serio,
que verdad,
y mayoría siempre gana,
(no siempre, pero tengo mala suerte)
por eso, cuando caen flores, sé que no es verdad.

Los suicidas somos la excepción irónica
que la teoría evolutiva no ha podido explicar.
Qué sobrevivencia ni que ocho cuartos,
me declaro caduca en diez años,
bueno, nueve, o quizás seis,
la vida útil me la paso por la jarra
y la edad de oro nunca fue el otoño.


Hoy el abuelito se cayó,
y no pude evitar
escupir ápices salobres
de los tajos otra vez.-

Tengo que comprender
que este afán vehemente
no me va a llevar al mar,
Sino más bien,
directo al salar.-

No sé, no sé nada.
Mejor calla.
Calla y duerme.
Calla y olvida.

Permitámosle al viento
hacer una sinfonía
de susurros
y silencios.

Permitámosle al olvido
irrumpir en la memoria
y destrozar
los recuerdos.

Permitámosle al olvido
disolver la mente
con un ácido amnésico
de mielina y otras yerbas.-

domingo, 13 de junio de 2010

183 días

183días
nunca
pasan
volando
mepregunto
quécolortendría
tododestartúaquí
séquenosabré
detodosmodoslapena
yaloenturbiótodo
yotambiénestoyeutímica
nohaynadaprovechosoenello

n o s é


quevenga
azulyfríoel

s i l e n c i o

yloenvuelvatodo
consusatributoscauterizantes
porfavor


noquisierairme

N O

desearíapermanecer
mashoylosruidoslatosos
mepicaneltímpano
ysesientelapesadumbre

e l i n d i c i o

deaqueltrayecto
irrespirable
viciado

avanzalasutilzozobra
sealojaprontaenmisclavículas
abrigándomelestómago
conunacedocalcinante

G r i t o

afónicayafásica
unchillido
desoídoeinvisible
ysurge
deltajo
unápicesalobre


i n t a n g i b l e

.



domingo, 6 de junio de 2010

Destrucción & Calma


Tranquila.
Calma antes de la tormenta.
Quietud antes de la destrucción.
Silencio antes de la explosión.
Susurro antes del grito.
Viento, hojas, nubes, todo encaja.
Un segundo, uno, quizás el que
le antecede, al fuego, a la hecatombe,
a la catástrofe.
Desolación.
Pero por el momento, siente el respiro
percibe la atmósfera del sosiego,
el murmullo del agua corriendo,
la marea de calma que lo inunda todo,
las aguas se están retrayendo,
desde el fondo del océano,
de pronto...

miércoles, 2 de junio de 2010

Inoportuna Cefálea

Pretender inocular en mí el bien, no da.

Me importa(s) mucho.

Decepción

¿La tirria propia prior?.


Incertidumbre,
vesania,
canguelo,
lasitud.


Detrimento
y zollipo.

Nomás
, por favor.


|;



viernes, 28 de mayo de 2010

Vagabunda Noctámbula

Partió un día, sin darle aviso a nadie. Se despidió
algo fría de-él. De-los-otros, con muchas risas,
y alegría (quizás fingía), era ambivalente.

Caminó a casa, iba absorta. De a poco se fue
percatando que en realidad la mentira era
tan evidente, que la había estado obviando; grande fue
su alegría al notar que ella también lo era, que
Finalmente, luego de un largo camino, doloroso
y difícil, lo había logrado sin siquiera saberlo.
Quizás, era su idea nomás, pero por primera vez en
su vida, pertenecía;
Muchas veces había querido huír de la
realidad, pero ahora, cuando observó los rostros
de todos aquellos seres, le pareció que todos éramos
patéticos, le pareció una situación monstruosa; ¿Cómo
era posible vivir tan engañados? Presas todos de sus
propias mentes, de sus propias construcciones y laberintos
mentales.

Quería estar sola. Curioso que antes huyera estrepitosa de
aquel misterioso estado. Ahora, podía contemplar tranquila
la realidad que era capaz de ver en/con sus ojos. Los
pedazos fugaces de lo real, se habían aparecido
como pequeñas gotas cayendo de un cielo.

Odiaba a todo lo demás. Sólo se sentía cómoda y satisfecha
con ella, su soledad.

Mientras marchaba por el camino, comenzó a silbar
una melancólica melodía: un vals francés.

Lo vislumbró todo. De pronto todo fue claro: el
dolor fluía de sus antiguas heridas. La sangre como arroyo,
corría mansa, saliendo de sus viejas fisuras, y entonces,
aquello no le pareció monstruoso. Se dió cuenta,
finalmente, de que el dolor era bello, el dolor era lo
más bello, y dejó que corriera como niño,
dejó que corriera alegre, risueño, tierno, joven,
ingenuo por sus venas.

Nunca antes había resultado tan placentero, tan
reconfortante el caminar. Mover sus piernas, impulsadas
por sus pies. Sentir cada paso y el suelo en sus
plantas. La textura de la superficie. Ese
pequeño golpe que sucede al colocar el
pie sobre el terreno nuevamente, luego de
haber volado o flotado por el espacio,
luego de haberse impulsado hacia el cielo
sin alas. Fue hermoso caminar.

Luego de caminar y silbar un pequeño trayecto,
escuchó a su viejo amigo, el viento; Fue sólo
un pequeño susurro; el sonido de las hojas, hojas de
álamo, ruido doloroso, doloroso como un niño
bello, hermoso, contemplativo.

Abrió su inmenso bastón, que era un paragua
y se sentó en la vereda; ya no era una
ciudadana,
era una vagabunda noctámbula. Se había acostum-
-brado a la noche fría y a la lluvia suave, con su
bastón paragua iba recorriendo el mundo y silbaba
melodías al pasar.

Ya lo sabía, así viviría; por un momento sintió
que comprendió todo lo que aquellos misteriosos
seres le provocaban.

La noche joven, derramaba una lluvia bella sobre
su cara. La luna, vagabunda eterna de la
noche estrellada. Espejo mágico
negro, del sol reluciente.

Esa luz que sólo es posible emanar de ella
y que sin embargo, no es de ella, no es
ella. La luna es negra. La luna es misteriosa.
La noche, la lluvia, la vida, son extrañas.
Todo, nada, y quizás un poco, o quizás casi
nada.-

martes, 25 de mayo de 2010

¿Cuál es el Límite?

Cuando se mira y se cree observar, ¿Qué es lo que se mira? y cuando se enfrenta, ¿Qué limita?. Extraña ilusión. La realidad de por sí ya es extraña. La alineación, ¿Será que conexas las pieles se palpan, como si el tacto fuera el tocar el agua con la punta de un pie, y las ondas resultantes se dirigieran lago adentro?. Ambas cáscaras son la orilla de lagos contiguos, universos paralelos. El roce es esa piedra o huella que ha tocado ambos, pero que ha elaborado ondas distintas, o parecidas quizás. Pero el fondo del lago nunca es el mismo, ni siquiera la superficie lo es. De todos modos es bella la reacción química que transforma el organismo.

41 horas se logra mantener despierta - desde las 11 am del día domingo, hasta el fundido a negro, a eso de las 4 am del día martes. Por eso todo ahora resulta. No se quiere volver a abrochar mal los cordones del zapato. Justo ahora que pensó que estaban bien amarrados, y resulta que le da la sensación de que los zapatos los tiene sueltos.

En fin, imitación, parodia mejor dicho. ¿Para qué? Sólo para divertirse un poco. Igual se conoce un poco. Se pensó que no volvería a decirse eso. Es asombrosa la capacidad de construir, es inverosímil a ratos.-

Y aquí, en el acto, se escriben palabras mientras se presionan esos cubitos blancos con pequeños signos pintados en cada uno de ellos. Y la combinación de estos signos, en este código que tantos años se ha considerado cotidiano y olvidado casi. Dedos moviéndose a través de cubos con una rapidez incalculable, mientras en la mente está el orden adecuado para proceder a cifrar lo que se planea decir. Se Apreta una tecla y así, hasta producir una serie de dibujos que siguen un patrón en la pantalla que enfrenta.

En fin, se debió haber subido esto hace un buen rato ya.-

domingo, 23 de mayo de 2010

Nevím

nosé
nolosé
nosénosénosé
creoquenolosé
nocreonosé
quizásnosé
quiénsabe
yonosé
nolosé
nosé


jueves, 20 de mayo de 2010

Diálogos visuales y cirros tornasol

Los ojos comunican tantas
cosas. Yo no sé lo que los
míos digan.

A veces creo que es
in-evitable que hablen.

Yo quisiera que las miradas
se conocieran entre ellas,
y que crearan un lenguaje
nuevo, un idioma mutuo.

Que al cambiar de colores
los iris, que al dilatarse o
contraerse las negras pupilas,
palpitaran en códigos
que sólo ellos, los ojos,
comprendieran.


Desde el metro, veo así las mañanas:
el sol escondido tras la silueta de las montañas,
en el cielo, unos cirros tornasol a lo lejos,
todo está frío, todo está gélido.

Y esas nubes con colores de burbujas,
especie de bufanda o sombrero suspendido por el viento,
un poco más arriba que la cima de la cordillera.

Entonces,
si pudiste verla,
te la cedo.-

viernes, 14 de mayo de 2010

Pies de Fotos

¿Y cómo encontrar la libertad entre tanto concepto? ¿Cómo liberar la mente de tanto contenido? A veces es bueno dejarse caer en el abismo del sinsentido. El absurdo canta una agradable melodía en la tierra invertida. Y el silencio susurra suspiros en las tardes siniestras en las que desde las rendijas te observo a lo lejos.-







"Hoy fue un día raro", Dijo ella, y yo, en mi mente intenté decifrar qué quiso decir, al decir raro. ¿Extraño, inusual, bizarro, poco común?. Después me puse a pensar que en realidad, cuando estamos más conscientes, notamos más las cosas, cuando despertamos de esa fiebre que nos maneja camino a la ciudad, como si en realidad lo cotidiano fuera a veces una especie de muerte, y lo raro, pedazos de vida que irrumpen en ella.-






Entre ventanas y ventanos
te imagino asomar.

Tus fragmentos aparecen
entre las numerosas ventanillas,
y yo como una pequeña voyerista
me quedo contemplándolos muda.-

El ensueño se va apoderando
de mi consciencia.-



Cinco meses
sólo pueden pasar
como una sima en
mis huesos vacíos.

Cuando se trata de
hablar de tí,
el recuerdo
a veces no basta.

ái-mís-siú-dá-díi
(Ireallymissyou)

miércoles, 5 de mayo de 2010

Azul

Dices que tienes necesidad de verme, pero,
eres tú el silencio y tu mirada tierna es tu
recurso retórico.


El hilo de tierra evita el detrimento por
relevación. Y el secreto a veces cohabita
en la utopía.

Cierras mis ojos y olvido respirar, como
si morir no importara, como si vivir no
importara, como si soñar no requiriera
de oxígeno. Me quedo dormida, tranquila,
sintiendo tu palpitar.

Realidad, tal cual, en pedacitos
de vidrio roto, pulidos por la arena
y el mar, sobre mis párpados cansados,
sobre los tuyos cerrados.

Tu inspección muda, tan llena de sentido,
en el fondo vacío del azul que habita mis huesos,
me cobija y me apalea ambivalente, calando
sutilmente bajo mi embrollado esternón.

Navegas por los mares en un barco origami,
y yo estacionada en una isla de lienzo, te saludo
desde lejos. Un papalótl sale de mis heridas
y el hilo curado llega a tus pies.

Las cumulonimbus se mecen en el cielo,
y juegan a encontrarle formas a la tierra.
Mientras nuestras pieles se iluminan con
la luz del poste que se cuela por la ventana
de tu habitación.


Todo está calmo, silencioso y azul.-

sábado, 24 de abril de 2010

martes, 20 de abril de 2010

Es normal a veces sentirse cansada, es común y corriente. Pero a partir de hoy, teodiosiempreteodio.

Hipótesis del Odio


Dicen que Amar es entregar el corazón desnudo y frágil a alguien en quién se confía ciegamente. Si eso es amar, entonces, Odiar, ¿qué es?.

En cierto modo, odiar es un estado más elevado de consciencia, puesto que amar es ciego, y todo bajo ese velo se ve bueno (generalmente, el resultado de amar en la persona amante, no ocasiona nada más que detrimento y autodestrucción por cada decepción de probar que algo no era bueno en el ente amado, o algo no era como la persona amante esperaba que fuera -esto es así, porque amar es idealizar a la otra persona. Amar es poner cosas que no son en el otro, pero que son de nuestro propio agrado, ergo, egoísmo puro [lo cual nos lleva a considerar mejor ese sentimiento tan magníficamente promovido/publicitado]). Odiar, por un lado, es observar lúcidamente los defectos de nuestro propósito, sin eufemismos, ni secretos. ¿Y qué nos caracteriza y nos conforma más que nuestros propios desperfectos?. (Odiar es conocer.)

Durante el odio, se consagra inadvertidamente, una entrega noble hacia la persona odiada que para la ocasión habita el sentimiento. Y lo que se otorga no es más que tiempo, que no está demás decir, es en la época actual, un concepto altamente preciado. En ese sentido, el odio podría ser considerado más altruista que el amor, porque del amor siempre se espera (el amante espera recibir del amado, ya sea amor, tiempo, dinero, etc.), por el contrario, no del odio (el odiante no desea gastar su valioso tiempo en el ser que odia, simplemente así ocurre, esto quiere decir que el odiante realiza una entrega desinteresada de tiempo, y vuelvo a mencionar aquí, que el tiempo, en estos tiempos es una de las cosas más valiosas que se puedan entregar).

Odiar permite ver la naturaleza, el perfume y el fondo del ser innombrable que se aloja insolente en las sienes. Al mismo tiempo, odiar es pretender negar la existencia de este ente, (de ahí que le deseemos la muerte al ser odiado) y ¿Qué puede ser más real que lo que se hace el intento - visto aquí, como el esfuerzo o empeño- de no creer (y/o crear?)? porque buscar ocultar/negar/olvidar algo, es estar consciente de la propia existencia de éste, tanto más así, que llega a molestarnos su presencia de alguna manera y es ahí cuando comienza el desesperado intento de refutarle. Asimismo, el deseo de querer que algo deje de existir, supone un dilema existencial, una lucha inmensa en el interior del individuo, dada por el esfuerzo del mismo de ir en contra de su propia concepción sobre la existencia de aquello. Es como soltar una parte de uno mismo, una determinada creencia o gusto, es algo que en parte define nuestra identidad, en otras palabras, es un pequeño suicidio, el buscar olvidar u omitir algo que ya nos define y nos conforma de algún modo, a saber, la forma en la que vemos a los otros o a lo otro.

Con todo, odiar implica un manifiesto rechazo, un repudio ácido, un reservado despido, un alejamiento sigiloso. La intención del odiar, puede ser clasificada de tres maneras: Primero, la separación y aislamiento que se busca ocasionar en el objeto de nuestro sentir, a veces es planeado con el único fin de destruir y des-integrar al ser odiado. Esto es originado por el desprecio, desvaloración o desacuerdo del ser odiante sobre una, más o todas las características constituyentes del ser odiado.

Otras veces, este deseo comprende la frustración de no poder alcanzar de un modo cínico e hipócrita al sujeto (intento fallido de manipulación) y la intención en este caso puede variar entre buscar hacer sentir al otro algún grado o nivel de daño similar al sufrido por el ser odiante.

Finalmente, hay situaciones en las que el odiar tiene el propósito de alejar, escapar o incluso proteger a la persona odiadora de la persona odiada. El ser odiante está consciente de que amar implica quedar vulnerable, débil, entregarse como presa al depredador, aniquilarse evolutivamente, entre otras expresiones coloquiales, y la única forma de no proceder a semejante comportamiento irracional, es accionando el comportamiento contrario, esto es, odiar.

De este modo, el ser que odia, es capaz de tener un apego - entiéndase éste como una conexión afectiva - hacia su ser odiado, sin las implicancias de vulnerabilidad, sufrimiento, irracionalidad y estupidez que posee el acto de amar. Este tipo de apego, donde las expectativas del ser odiante hacia su ser odiado son nulas, y donde el nivel de decepción, no funciona como tal, puesto que no existe frustración al no intentar conseguir nada, le permite al Odiante desenvolverse seguro, y sin riesgos de detrimento.




Notas: Esta hipótesis requiere de un mayor estudio y modificaciones correspondientes, ya que por el momento sólo se basa en una corriente de consciencia o pensamiento nada más que se me ocurrió un día, así nomás, es posible de todas maneras leer un dejo de despecho si así se quiere, pero no hay que caer en ese error, el problema es que sólo lo describí de manera comparativa y dualista entre éste, y el amor, pero posteriormente vendrá un análisis y escrito hipotético más general y preciso.-

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.