jueves, 10 de diciembre de 2009

Ruit hora

- El Espectáculo se acabó.
- No me resulta fingir cariños inciertos.

- No sé expresarme bien.
- Me humillas con tu indiferencia.
- Miento.
- No te escucho.
- Y no les tengo apego.
- Ya para con la violencia jodida mujer.
- No puedo evitarlo.
- ¡Embustera!.
- No sé utilizar las correctas palabras.
- El veneno fluye hacia el cerebro.
- ¿Y quieres que te crea?.
- Es super hiriente. Decile que se calle.
- Volver a cortar la carne.
- A lo largo.
- Me acuerdo, sí. Me acuerdo.
- No quiero.
- Déjame ya.
- Está senil.
- ¿Y quién tiene potestad para decir que el tiempo se ha desperdiciado?.
- Somos todos culpables.
- A veces quisiera...
- Jamás, jamás, jamás.
- Algo se removió en la vieja alacena.
- ¿Escuchaste?.
-¿Qué hiciste?.
- Cruza rápido que se puso rojo.

- No voy a alcanzar.
- Festina Lente.
- Tiene razón. Ya no estoy aquí.
- Pero se equivoca. Oca.
- Me pica la cabeza.
- Puta la weá.
- Pará el show.
- Me estoy convirtiendo sin poder evitarlo en algo que no quiero por odiarlo.
- Está evadiendo.
- No le gusta, porque ya le gustó y no le gustó lo que le gustó.
- Si po, Así nomás.
- ¿Y al final a quién le mando el correo?
- ¿Y yo qué sé?.
- ¿Qué me decís a mí?.
- A mí no me mires.
- Yo tampoco fuí.
- ¿Por qué no se callan?.
- Estoy tratando de dormir.
- Por su culpa no he podido estudiar.
- ¿Hasta cuándo?
- ¿Te acordás de la vereda esa?. Yo no sé por qué me daba miedo.
- ¿Y cómo sé que soy yo?.
- No miramos con los ojos.
- Me picó una araña a lo mejor.
- A mi me encantan.
- ¿Por qué te dan miedo?
- ¿Y qué vamos a hacer al final?.
- Vamos a fingir que sólo somos uno.
- ¿Nos quedó claro?.
- Pero...
- Nada de peros.
- Cállense todos.
- Ya llegamos, o sea, ya llegué.
- Permiso.
- ¡Hola!.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.