domingo, 13 de septiembre de 2009

Beeth

Tenía manos para el piano,
pero quedó sordo,
y el resto de su vida sólo
pudo escuchar música en su mente.

Entonces me pregunto
si sería peor perder
la audición o nunca
haberla tenido.

Aunque claro la respuesta es evidente
Ojos(oídos) que no ven(oyen) corazón que no siente.
Y sí, es duro perder.

Una pareja Imaginaria

El amor no existe.
No es como en las películas, ¿viste?.
El Cliché donde él la abraza, ella lo besa, y son felices por siempre.

...

Pero que lindo sería.
Tenerte entre mis brazos algunas veces al día,
rozar tus labios y admirar tus pechos blancos.

Jugar con tu cabello rizado cuando te quedás dormida.

Y que me beses con las pesteñaas, en un tierno pestañear.

Ya es de tarde, y el sol mancha el horizonte
de naranja arrebolado.

Cuento Corto

Cuando hace frío, siente el aroma de la tierra mojada, sentada desde la ventana mira hacia los recovecos de su memoria a un día amarillo cuando sus pequeños pies avanzaban por la acequia, y su pelo largo se enredaba con la brisa que le palpaba el cuello. "Estuviste acá y no me saludaste" se dice en voz alta extrañada, mientras imagina cómo poder odiarle. Pero es cosa de cerrar los ojos y recordar el olor a café de grano y tabaco que siempre sentía al abrazarle y oler su abrigo. Luego ella misma se interrumpe con un "¿Acaso eso bastaba?". Pasa un rato, luego farfulle palabras inentendibles. No está segura de lo que quiere decir y es como si al mismo tiempo pronunciara un si, un no, un vete y un quédate. Se le hace difícil dejar atrás los recuerdos, porque los remordimientos y la duda de si pudo haber sido distinto invanden su mente. Pero rápidamente toda esa linda sensación desaparece. Así vive: en un ir y venir de sentimientos encontrados. Hasta que decide matarle. Ahí queda tranquila, porque sabe que jamás volverá, ni gritará por misericordia. Con el revolver en sus manos arremete sin piedad contra él. Luego revisa la hora y se marcha.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.