lunes, 24 de agosto de 2009

Remordi-miento

No volverá
Sólo pequeños vestigios
de lo que alguna vez fue.

Un tocar de manos
ha perdurado en la memoria.

El resto: ruinas
las diferencias,
las indiferencias,

el agua está turbia.

Ahora un charco
y lodo,
sopla el viento,
sopla,
las últimas hojas,
las últimas,
entonan un sútil,
susurro,
susurran.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.