viernes, 18 de diciembre de 2009

No puede creerlo, se niega a soportar la realidad. Hace unas cinco horas, su piel estaba tibia, sus pupilas se contraían con una luminosidad demasiado intensa, sus latidos impulsaban la sangre de sus venas por cada centímetro de su cuerpo, sus pulmones se hinchaban con cada respiro. Ahora un cuerpo sin indicios si quiera de eso impalpable que se manifestaba antes: Frío, inmóvil, silencioso, sin vida. Su cuerpo, ahora dócil, se descompone lentamente, la cara imperceptiblemente tibia aún, pero las manos pálidas, colgando, muertas. En un acto recursivo, fractal, palíndrome, intenta imaginar que no está esto ocurriendo, pero cada vez que logra-se convencer, se fija en la mirada abandonada de espíritu, de consciencia y es cuando aparece la desesperación y la incredulidad de los hechos le chocan de nuevo.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Ciento Veinticuatro años

.


Clamo contra las señoras Dendritas y el axón terminal
este aluvión, esta tormenta, esta lluvia, esta tempestad
borrascosa que han traído consigo las analepsis en las sienes.-

Hice todo lo que no debí y vice-versa.-


Me faltaron treinta y siete, ochocientas, cinco mil,

Cuarenta y dos, cien, Seiscientas, y noventa y dos.

Tanto, Tanto, Tanto.-

Unos Ciento veinticuatro años de mariposa.-

Pretendo descubrirme sentada en el colchón,
chillando luego de haber despertado
de esta
innombrable pesadilla.-

Las palabras no resultan efectivas -já.-

De qué manera comunicar
esta quemadura
, este -cursi- vacío, este horror,
este silencio infinito.-


Apenas me es posible pensar en la escalera, mientras los libros se precipitan desde la alacena. El techo se derrumba a pedazos, los vidrios están rotos o trizados, el agua turbia ha inundado todo. Las aves se dejan caer desde el cielo, los peces se ahogan en las turbulencias, las personas caminan sin rostros, las estatuas han sido olvidadas y los niños ya no sonríen.

Nada tiene ya el mismo.-

Tengo el esternón compungido
y los párpados se han rendido.-


Una herida abierta ha quedado,
una rajadura, una quemadura al miocardio,
un hematoma ensangrentado,
y dolor.-


Mudo, tibio e infinito.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Ruit hora

- El Espectáculo se acabó.
- No me resulta fingir cariños inciertos.

- No sé expresarme bien.
- Me humillas con tu indiferencia.
- Miento.
- No te escucho.
- Y no les tengo apego.
- Ya para con la violencia jodida mujer.
- No puedo evitarlo.
- ¡Embustera!.
- No sé utilizar las correctas palabras.
- El veneno fluye hacia el cerebro.
- ¿Y quieres que te crea?.
- Es super hiriente. Decile que se calle.
- Volver a cortar la carne.
- A lo largo.
- Me acuerdo, sí. Me acuerdo.
- No quiero.
- Déjame ya.
- Está senil.
- ¿Y quién tiene potestad para decir que el tiempo se ha desperdiciado?.
- Somos todos culpables.
- A veces quisiera...
- Jamás, jamás, jamás.
- Algo se removió en la vieja alacena.
- ¿Escuchaste?.
-¿Qué hiciste?.
- Cruza rápido que se puso rojo.

- No voy a alcanzar.
- Festina Lente.
- Tiene razón. Ya no estoy aquí.
- Pero se equivoca. Oca.
- Me pica la cabeza.
- Puta la weá.
- Pará el show.
- Me estoy convirtiendo sin poder evitarlo en algo que no quiero por odiarlo.
- Está evadiendo.
- No le gusta, porque ya le gustó y no le gustó lo que le gustó.
- Si po, Así nomás.
- ¿Y al final a quién le mando el correo?
- ¿Y yo qué sé?.
- ¿Qué me decís a mí?.
- A mí no me mires.
- Yo tampoco fuí.
- ¿Por qué no se callan?.
- Estoy tratando de dormir.
- Por su culpa no he podido estudiar.
- ¿Hasta cuándo?
- ¿Te acordás de la vereda esa?. Yo no sé por qué me daba miedo.
- ¿Y cómo sé que soy yo?.
- No miramos con los ojos.
- Me picó una araña a lo mejor.
- A mi me encantan.
- ¿Por qué te dan miedo?
- ¿Y qué vamos a hacer al final?.
- Vamos a fingir que sólo somos uno.
- ¿Nos quedó claro?.
- Pero...
- Nada de peros.
- Cállense todos.
- Ya llegamos, o sea, ya llegué.
- Permiso.
- ¡Hola!.

martes, 8 de diciembre de 2009

Canción para una tarde de verano

La arena se incrusta por lo resquicios de mi pálida camisa.
Apenas es soportable el respirar.
La tensión crece con cada mirada.

Cuando de Repente, de pronto y sin aviso, ocurre la nada misma.
Y nos quedamos contemplándola estupefactos.

domingo, 6 de diciembre de 2009

¿Cuál es tu Utopía?

Para poder proponer una fácil comprensión de lo que
estoy diviendo es necesario que me des más
palta y el comino se lo hechamos a la
leche. ¿Te parece?.



Necesito un árbol.-




Hay un perro
podrido en la
acequia, tiene
el pelo roído y
los ojos cochinos.-




Las Carteras se soltaron de las
manos de sus dueñas y La Escoba
de la esquina se Revuelca en la tierra.



Fragmentos de
Realidad
inmersos en
Concepciones
Visuales de mundo.-



¡Extra! ¡Extra!:
Científicos de la Universidad de
"Rainshit" han hecho un estudio
que
comprueba que comer sopaipillas mata
realizado a 200.000 personas muertas
de los cuales 195.000 habían comido
sopaipas alguna vez en sus vidas.





La Perspicacia de los escalones
de prevalecer en su propio espacio
definen a las mecanecas escáliras.




Yo no tengo cama.
Tengo colchón, pero no cama.

Ha sido difícil superarlo,
pero de a poco me he dado cuenta
que con el colchón he aprendido a
valorar la vida desde abajo.


Es mejor que una cama.

Estoy segura que las personas
que tiene cama no son tan felices
como las que sólo tenemos colchón.

(por lo menos eso me dijo el señor que tocaba guitarra en la micro.)




Expande tu consciencia inconscientemente



¿Cuál es tu utopía?

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Por favor

Las venas se dilatan precipitándose a las barrancas.
Ya gira la manecilla de la olla a presión.
Las escaleras mecánicas no tienen botón de reversibilidad.
(Presione el botón rojo y no volverán a funcionar.).
Jodida mujer que no sabe cuando detener la violencia.
La miloskuva estrava atrascada en la bulinkuva.
De pronto, el puente se quebró,
y las cáscaras de vinilo no lograron desarmar el porche de Martín.
Tomás, por favor.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Más-caras

A veces las acciones que realizamos
nos conducen ineludiblemente a
lo que conocemos como
HECATOMBE.-


Hecatombe Bulliciosas
cavilaciones Estupor
[Divagué con esperanzas]



Ubi Sunt
Tedium Vitae
Nihil Novi sub-sole



Hecatombe en los campos de Schwann
ni una sola dentrita ha quedado ilesa
.



Funesta situación
la de doña Izaskún:
venirse a morir
sin darse cuenta




¡Que dejen de transmitir los de la radio y prensa
!


No queda nada
en las bastillas
del porvenir

Los helicópteros se tomaron la leche de moisés.



Más-Caras

Mas-Faz
Persona.-
Máscara
Másbarata




A la Ciudad
Le ha dado
un Jaqueca
HECATOMBE
Cefálea
de Seres
Superfluos
fluyen a tí.


EL VIENTO
se fue a tomar un té con té [...] donde Eduviges la prima del Perro de mi Tío.-(Y no invitaron al Cielo.-)




El Codo se
desilusionó
de la caja
de sacar
fotos.


La función se acabó,
cierren las cortinas por favor.-



Mis pies cariacontecidos
saludan con una destrozada
reverencia.-






.

martes, 10 de noviembre de 2009

Cuando yo era niña, era niña-niño

- Se quiso poner el pijama 'e palo.
- Si yo creo que e'taba delirando. La soledad lo tiene enfermo.
- ¿Y vóh, no supiste?.
- Esta casa me mató.
- No le digas tú, que me produce disonancia cognitiva.
- ¿Y qué querí que me lo' coma yo?.
- Es demasiado terco (se pone tan idiota).
- Si de repente dan ganas de pegarle unas cachetadas.
- Pero es súper extraño, se mejoró altiro.
- Le dije a la vecina, "Aló, ¿me presta una escalera para entrar a mi casa?", me hizo entrar a su casa, subir por la escalera y saltar por la ventana.
- Hay un reloj ahí.
- Gracias vecina.
- ¿Ah?, no sé si tengo hambre, estoy confundido, siento que te estoy contando algo muy remoto y pasado.
- No quiero saber de ellos, son unos embusteros. ¡Hola mi'jita!.
- El Lólo llegó el mismo día que murió la Lulú.
- Veo que conocieron a mi hermano.
- Compra 12 panes.
- Compra 6 marraquetas.
- ¡Uy! si es muy buenmozo, igualito a su papá, y tiene los mismos gestos.
- ¡Suerte chiquillos!
- Es súper práctica ella.
- Es un cabro chico, ya tá muy viejo, no va a cambiar.
- En este cementerio enterraron a mi tía.
- Hagan lo que quieran.
- ¿Y la plata del arriendo?.
- Tiene todo el día pa hacerse caldo'e cabeza.
- Siempre quedo yo como la mala.
- ¿A qué hora te levantas?.
- pérate un poquito.
-¡Aycito!

domingo, 8 de noviembre de 2009

8 palabras para un sueño final

Sino se bajaron, ya no hay vuelta atrás, les dijo el hombre.

martes, 3 de noviembre de 2009

Subterfugios

Usted, se cree jarro,
pero no es chicha ni limoná
(como lo dijo el Señor Víctor Lidio)



¿Y qué si me da la gana de agarrar el lápiz como usté?
(Nunca/Siempre) es cómodo componer así o asá.


Si, tratéme usted como una vulgar
fotocopiadora,

una puta, una idiota.

(haré como que no me concierne)

Ya va(voy)a ver cómo de a poco
me acuajo la idea de las muñecas,
y el pelo enmarañado
me lo desato.

Necesito un Sub-terfugio
para explicar este A-tentado
de caquino cascabeleo hípido
que ha provoca-do
la sobredosis
de endordina.

(En todo caso Efímera)

viernes, 30 de octubre de 2009

Bolsillo de Perro Ciego

Llevo 40 días y cuarenta noches
acarreando un bolsillo
de perro ciego.

Y,
Aunquelgatoduermasobrelmedidordelaguacurrucadoentrelosyuyos,
Yelsaucemerocelassienes,
llevo cuarenta días y 40 noches
acarreando 1 bolsillo
de perro ciego.

Deposito un dedo, a veces,
pero la mano nunca cupo
ni cabrá.

Las pezuñas me molestan al caminar,
y las palabras se atiborran en la alacena,
se acumulan en párrafos, luego en textos,
para finalmente apiparse en innumerables hojas,
que me cortan los bordes del Cordial.



Yo sé,
que la trifulca no marchaba hacia el mismo pueblo,

pero el bolsillo de perro ciego la desenfocó,
peripecia con más palta que comino.

En todo caso,
el perro ciego nunca dejó de ladrar,
mostraba la dentadura amarilla,
los colmillos de celofán.

Noto-ego-nomás,
lo que este hocico infectado escupe hacia el mismo cielo.

Epidemia Casmódica,
estiramiento masivo de brazos
y diafragmas,
Obturación Irisiana inmediata.

¿Quién dijo que eran buenas?

lunes, 12 de octubre de 2009

Con o Sin Ema

Lejos y lejano,
Lejanía lejana,

Constante alejar.-



Me alejas, a lo lejos.-
Qué lejanx eres.-
Qué lejos estás.-




Cinenfrentamientos.
Cinespacio.
Cinestesia.
Cinestruendos.
Cinergia.
Cinespera.
Cinenecuentros.
Cinestrellas.
Cinebrio.
Cinespejos.
Cinestelas.
Cinepopeyas.
Cinedad.
Cineludir.
Cinensueño.
Cinelgante.
Cinedredón.

Sin E.
Sin É.

Cinelephánt.
Cinelevar.
Cinelectos.

Cineso.
Sin esto.
Cineco.

Cinembargo.

Sin Ema.

Cinemigrar.
Cinempleo.
Cinencajar.
Cinenceder.
Cinempedrado.
Cinenderezar.
Cinescoba.
Cinestrías.
Cinetapas.
Cinescrúpulos.
Cinengaño.
Cinerror.
Cinestrés.
Cineuforia.
Cineclipse.
Cinenvidia.
Cinentorno.
Cinespinacas.
Cinescazo.
Cinermita.
Cinescritorio.
Cinestar.
Cinexistir
.



Sin Ema
Sin é
...
..
.

martes, 6 de octubre de 2009

Hecatombe en los campos de Schwann

El absurdo quebró
con los conductos de
mielina,
y los trozos rotos
aún están bajo
mis pies.-

El Perro de la esquina se comió las aceitunas
y ha dejado los cuescos
en el plato de
Tomás.-

Mi abuela no sabe usar las escaleras,
pero mi gallo no cantaba por cantar,
le gustaba contar las mañanas,
quizás por eso la almohada todavía está partida
y la Justicia no ha encontrado el libro en mis entrañas.

Mi codo acongojado se queja de mi alegría
y la espanta hacia algún lugar lejano.

jueves, 1 de octubre de 2009

Análisis cualitativo de las estrategias visuales dentro del paradigma Intrínseco

Los sucesos acaecidos en la casa de los Herrera dista mucho de ser algo objetivo, más bien la consolidancia de las partículas estigmatizadas por una coerción sucesiva de paralelismos intangentes y la absoluta decadencia de los ritos pederastas presentes en la concadenación simbólico-icónica de la que fueron partícipes los sujetos alborotando la constancia del equilibrio bilateral en lo que a comunicación interna se refiere, entrega una organización ambivalente donde los lugares específicos del texto antes mencionado subyacen en un profundo horizonte abisal del cual sólo los albergados en el código lingüístico podrán llegar a redimir, concentrar y prolongar durante su estadia en el polivalente y ambiguo proceso de remembranza sexagesimal. Es por ello, que cada vez que una explosión irrumpe en la hecatombe del universo fractal, el espacio palíndrome de los sentidos alberga un dejo de inexistencia parafernal, del cual estamos muy lejos de llegar a abrazar algún día. No obstante, visualidando los objetivos sígnicos que necesitan de cierta mansedumbre, traspasan las membranas uterinas de la torpeza que las tropas pudieron haber desencadenado sin siquiera haberlo planificado anteriormente. Dicho sea de lo cual jamás llegaremos a alcanzar el promedio de superfluosidad incandescente dentro de diversas corrientes epistemológicas en cuanto a lo de espacio tautológico se refiere, siendo la interdependencia completa y absolutamente inherente a la especie de género subyugado en la matriz del mundo.Teniendo en cuenta lo anterior, podríamos pensar que el sintagma concretamente metaforiza el defecto que las circunstancias cinematográficas atemporales muestran en la presencia de una alegoría interdependente, aunque no cabe duda que las interconexiones sinápticas jamás pasarán a ser parte del ecosistema estructural y poético del cual Los Herrera querían llegar a develar. Todos sabemos que en lo más profundo de los paradigmas, el encuadre circular jamás podría sobrellevar una paradoja tan sucesivamente especial. En otras palabras, ¿Me prestas la sal?.

martes, 29 de septiembre de 2009

· El absurdo quebró con los conductos de mielina ·

Y al final, ¿De qué sirve la TRAS-cendencia si no estás para verla? ¿A qué se debe esa des-ESPERACIÓN por no ser parte del Olvido? El mundo es un A-B-surdo! ... A mi me importa un partido de fútbol (Léase comino) que Zut-ano, Ful-ano y Meng-ano en el año 3-mil-ocho-100-tos se acuerden de mí. supongo que NO estaré viva, entonces, ¿ A mí de qué me sirve?. A Vincent Willem tampoco le influye que compren sus Girasoles a precios de petróleo. El tipo de la desvalida oreja ya es fiambre. Y las larvas hace tiempo que se engulleron los restos de su vestíbulo. Sesenta segundos de Afasia General.

martes, 22 de septiembre de 2009

Dolor de cerebro dolor de cráneo

Le dolía tanto la Cabeza
que decidió reemplazarla
por una caja negra con antenas
que también hablaba
pero era completamente sorda.

Se dedicó entonces a los soliloquios.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Diminuto Poblado: Tremendo Orco

¿Que por qué tengo esta cara?, ¿Que si soy homEfóbica, dice usted?, Es que no tiene idea usted, oiga. Mire, le cuento. Llevaba un tiempo conjeturando yo. Desde la última semana de julio hace un par de meses, cuando una noche no pude conciliar el sueño. Me levanté de mi lecho y caminé por el pasillo de la casa vieja esa. Intenté no hacer mucho ruido con mis pasos sobre las gastadas tablas de madera. Y lo que pasa es que me había venido a vivir donde la Ximena ésta, mi tía, pero como éramos casi de la misma edad, yo la tuteaba. Entonces, la Ximena llegaba a eso de las cinco a la casa, y siempre traía pan y palta para comer en la once. En ocaciones también bebíamos leche de arroz. Yo trabajaba hasta las nueve de la noche y llegaba a casa alrededor de las diez. En fin, ocurrió que esa noche no tenía yo sueño, y me puse a recorrer la casa, sin velas. Lo que a continuación comencé a presenciar escapa de toda lógica o moral permitida, fíjese: Mi tía estaba ahí acostada en su cama, junto a la perra, y sí, aunque no lo crea usted y me ponga esos ojos de huevo, las encontré follando a las muy sinvergüenzas. Quizás qué hubieraN pensado las gentes de haberse enterado que nuestra tía y que la perra esa eran Lesbianas. ¡Inaceptable! ¿No le parece, oiga?.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Beeth

Tenía manos para el piano,
pero quedó sordo,
y el resto de su vida sólo
pudo escuchar música en su mente.

Entonces me pregunto
si sería peor perder
la audición o nunca
haberla tenido.

Aunque claro la respuesta es evidente
Ojos(oídos) que no ven(oyen) corazón que no siente.
Y sí, es duro perder.

Una pareja Imaginaria

El amor no existe.
No es como en las películas, ¿viste?.
El Cliché donde él la abraza, ella lo besa, y son felices por siempre.

...

Pero que lindo sería.
Tenerte entre mis brazos algunas veces al día,
rozar tus labios y admirar tus pechos blancos.

Jugar con tu cabello rizado cuando te quedás dormida.

Y que me beses con las pesteñaas, en un tierno pestañear.

Ya es de tarde, y el sol mancha el horizonte
de naranja arrebolado.

Cuento Corto

Cuando hace frío, siente el aroma de la tierra mojada, sentada desde la ventana mira hacia los recovecos de su memoria a un día amarillo cuando sus pequeños pies avanzaban por la acequia, y su pelo largo se enredaba con la brisa que le palpaba el cuello. "Estuviste acá y no me saludaste" se dice en voz alta extrañada, mientras imagina cómo poder odiarle. Pero es cosa de cerrar los ojos y recordar el olor a café de grano y tabaco que siempre sentía al abrazarle y oler su abrigo. Luego ella misma se interrumpe con un "¿Acaso eso bastaba?". Pasa un rato, luego farfulle palabras inentendibles. No está segura de lo que quiere decir y es como si al mismo tiempo pronunciara un si, un no, un vete y un quédate. Se le hace difícil dejar atrás los recuerdos, porque los remordimientos y la duda de si pudo haber sido distinto invanden su mente. Pero rápidamente toda esa linda sensación desaparece. Así vive: en un ir y venir de sentimientos encontrados. Hasta que decide matarle. Ahí queda tranquila, porque sabe que jamás volverá, ni gritará por misericordia. Con el revolver en sus manos arremete sin piedad contra él. Luego revisa la hora y se marcha.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Esto tiene color de hormiga

Es extraño cómo se va configurando este pequeño mundo. El día es más blanco que nunca. El barro está por todas partes, todo ha sido tocado por la lluvia de la noche anterior. Las miradas de las mujercitas y los hombrecitos parecen algo cansadas, exhaustas. Pobrecitos, no han dormido trabajando para realizar sus propias máquinas. Si se hubieran avispado como las hormigas, que trabajaron juntas para terminar una utopia.

Pero no, a las hormigas no les dió para tanto el seso, o quizás la antena. La reina oculta en lo más profundo del hormiguero era quién daba las órdenes y todos creyéndose libres le obedecían insanamente. Hasta llegaron a pensar que vivían un despotismo ilustrado, pero era sólo una dictadura más.

Mi sobrino descubrió el secreto de las hormigas: "Las hormigas tienen una sociedad clandestina". ¿Te has preguntado en qué dimensión ven las hormigas?, las hormigas ven con el aroma que sienten de sus antenas, sus diminutos y futiles ojos son sólo de utilería.

Un científico descubrió que podía transcribir el sonido que emitían las hormigas al vibrar sus antenas al idioma morse y logró decifrar la siguiente:

"Ha llegado el momento que tanto esperábamos compañeras. Así es, hemos encontrado azúcar en el campo de alacena abandonada del casino del país de Ciencias del Universo del Juan Gómez Milla como suelen llamarlo las criaturas terrestres esas tan peligrosas que siempre nos aniquilan con sus gigantescos pies. De manera que algunas miligas (hormigas milicas) serán seleccionadas para dirigir la expedición que traerá a nuestros estómagos el tan anhelado almíbar. He dicho."

Pero si el mundo de las hormigas es terrible. Es como 1984 de Geoge Orwell. Nosotros ... qué grandes hormigas somos, ¿No?.

¡Ja!


Como corre el tiempo, palabras estúpidas y a veces iluminadas salen preciosas y de prisa de mi mente, de mi lengua, mi lengua. ¡Aycito! mis ojos. Vieno ese tipo y le colocó arena a mis párpados y ahora con suerte puedo mantenerlos abiertos. Mientras no me desmaye como la pobre señora de la caja negra esa. Pobrecilla.


El aburrimiento está por hacer acto de presencia a sí que mejor los dejo porque no quiero encontrármelo me cae más o menos pésimo.

hasta luego.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Peter and the Dark Room

Peter and the dark Room,
with the cinemascope,
Changing hands,
handing hands,
hands, hands,
handing hands,
hands, hands.

Peter and the Dark Room.
With de lady or the women,
with a face, and some eyes.
Now the other room.
Now the other room.
Now the other room.
Now the other room.
now the other.
now the other.
Now the other room.
The car, the legs, the light.
The dark.
The 35mm.

Peter and the Dark Room.
Out of place,
Did you broke your hand?
Peter and the Dark room.
Out of Space,
L'arrivé.

Peter and the Dark Room.





miércoles, 2 de septiembre de 2009

cavilaciones

Poco a poco comienza a invadirme de nuevo esta sensación de quemadura, se aloja en mi pecho, y mi respiración la alimenta. Y así pasan los días, las semanas, los meses, los años, los siglos, los milenios en tan sólo segundos, centésimas, milésimas incesantes. Tiempo infatigable te empeñas en pasar por sobre nosotras, y sí, es triste si saber que de todos modos este partido, este juego será siempre ganado por tu merced.


Cansada de que el tiempo deje su huella inexorable en el recuerdo y de que las imágenes que desborden mi cabeza, y de los gritos, y las palabras. Desearía no pensar con las palabras, y no ver imágenes, no, y no oír tanto ruido inconcluso y absurdo, y dañino. Quisiera ser ciega y sorda por el tiempo que se me antoje la gana. Las incertidumbres me tienen podrida.


¿Y Qué si no me dan ganas de seguir pudriendo este chiquero?. El infinito me parece insignificante. Y el odio se arremolina formando una estampida de impotencia en el acantilado de mi subconsciente. Imagino volar lejos, y que el aire de mis pulmones se extinga lenta y tranquilamente en lo profundo del océano. Voy a abandonar ciertas costumbres grotescas.


¿Qué es la libertad sino un utópico destino feliz inexistente? ¿ Qué son los ideales? ¿Qué de bueno tiene lo bueno? Cuestionamientos que sólo encuentran como respuesta un largo y eterno silencio. Me aburro luego de oírles hablar, sus voces chillonas, sus respiraciones, sus presencias inmundas, tanto como la propia mía. ¿Qué hemos hecho? O mejor dicho ¿Cuántas cosas hemos olvidado? Tropezamos con las mismas piedras una y otra vez.


Creo que sería mejor si no existiera el tiempo, para recordarnos constantemente que lo estamos perdiendo. Motivos, objetivos, anhelos, misiones, ¿Para qué? ¿No existe ya en nuestras mentes demasiada confunsión como para intentar mezclar el mundo entero con nuestros deseos?. Ya no sé lo que escribo: mis dedos se mueven rapidamente por el teclado y yo ni alcanzo a leer ni a percibir nada. No, ya no.


Me sumerjo en lo más profundo de mis cavilaciones, quisiera estar loca, de verdad que sí, los locos son los únicos que creen en sus pensamientos con total convicción, y sin fe, nos caemos al abismo con cualquier suspiro. Nada de lo que he escrito aqui tiene sentido, pero espera, ¿Acaso algo tiene sentido?. Qué absurdo es este mundo. Qué absurdos e inconsecuentes seres somos los humanes. Qué extraño es todo. Qué insípido. Qué insípido.


Los últimos respiros del invierno se asoman lentamente: Las últimas nubes, la última lluvia.

martes, 1 de septiembre de 2009

El cuento Zetánico

Zutano
zarrapastrosamente
zarcea
zumayas, zacatones.
Zabra zaborda:
zutano zazoto
zalea
zulúes.


Zulúes
zarpan zataras.



Zaída
zapa zigzag:
Zenote zamborrotudo.



Zurrapiento zarabandista
zanquivano zangolotéase.



Zampabollos + zangandungas = Zafarrancho
(ZURRIBURRI)



zoántropos zoolátras zurruscanse zafiamente.


Zucarino zaramullo.
zo-llipo
Zoll-ipo
zollip-o









viernes, 28 de agosto de 2009

Declaraciones de un irreversible deceso

Hecho de menos el color que empapaba
nuestro nacimiento
,

extraña la sensación
que habitaba mi esternón.

El silencio me mordía las orejas
mientras mis pupilas
te observaban atentas.


Tú, dormido entre las piedras de mi arroyo,
y el viento suspirando
un crepitar de hojas sin secar.

El miedo arrasó

con los trocitos de
esperanza y los vidrios rotos
aún están bajo mis pies.


Un dolor tibio se tropieza con mi tráquea
y mis manos se escabullen entre tus

cabellos secos.

Un beso en tu mejilla se escapa de mis
labios y tú como un niño pequeño lo recibe sin miramientos.


El sol calienta levemente nuestras caras, y la brisa fresca lo esparce
por el paisaje.

Y Nuevamente regresa el silencio...

lunes, 24 de agosto de 2009

Remordi-miento

No volverá
Sólo pequeños vestigios
de lo que alguna vez fue.

Un tocar de manos
ha perdurado en la memoria.

El resto: ruinas
las diferencias,
las indiferencias,

el agua está turbia.

Ahora un charco
y lodo,
sopla el viento,
sopla,
las últimas hojas,
las últimas,
entonan un sútil,
susurro,
susurran.

viernes, 21 de agosto de 2009

Cavilaciones lunares

Lo que hoy acábame de acontecer es algo tan digno de ser escrito, tan descabellado y difícil de recordar. Se escabulle nerviosamente de mis manos, de mi mente. El hecho de que este universo sea infinito hacia fuera y hacia dentro. En lo más pequeño y en lo más gigante y majestuoso. Somos hormigas, ¿Se dan cuenta? ¿Acaso hay algún motivo o razón por la cual seguir el comportamiento esperado por los jugetones dioses que experimentan con nosotros (Presumiendo nosotros de qué es lo mejor, qué es lo bueno o lo correcto, o si quiera, si eso tiene alguna importancia en nuestras fútiles vidas que no pedimos tener, ni luego perder?)? ¿Esos comportamientos predicados por los dioses(los pendejos que nos matan cuál planeta salvaje a los Seres Oms) incluyen la bondad hacia los animales y los humanos y el intento por construir un mejor mundo? Si es así ¿Significa que no nos hemos dado cuenta de que la Historia de la Humanidad lleva miles de años en un total fracaso a lo que sugiere, su modesta sabiduría, es el motivo por el cual estamos acá existiendo en este planeta? ¿De manera que no haremos nada? ¿Nos quedaremos sentados tranquilamente aceptando que jamás jamás llegaremos a saber el verdadero motivo de nuestras existencias? ¿Sentados sin hacer nada que evite la destrucción y podredumbre de nuestros cuerpos, la Tierra, los animales, etc.? Esperando quizás y esperarlo inconcientemente, que al pasar esta vida los que logremos romper con el parámetro establecido, con la conducta desesperada de quienes no comprenden este mundo, logremos llegar a un tipo de percepción, de conocimientos perfectos y que en un acto final nos lleve a la unión con el cosmos, con dios, que es cada uno de todos los elementos de este gran, infinito y perpetuo sistema? ¿Es ese el efecto de esta droga? ¿Abrirnos los ojos a la Realidad y no a los efímeros sueños que conforman nuestra completa existencia en este azul planeta? Sin embargo,¿Cómo lograrlo? ¿Cómo conseguirlo si morir en el intento? La depresión causada por el dolor de la incertidumbre, cala fuerte en el corazón: Éste se precipita al precipicio del suicidio, la única salida a este horrible campo de dolor que es la vida. Dolor quemante y angustiante provocado por lo único certero que tenemos: La incertidumbre. ¿Cómo lograrlo? ¿O ya han sido elegidos los que lo lograrán y por lo tanto nada de lo que yo haga, o intente, valdrá realmente la pena o servirá para mi salvación si no estoy en la lista de los seleccionados?. Si es así, ¿Por qué por qué soy de lxs débiles? ¿Los que no caminan sino que se detienen a analizar lo que en este mundo jamás tendrá respuestas? ¿Quién es este ser majestuoso, supremo que me ha abierto los ojos?¿ Es un simpe humano o es alguien más? ¿Está conciente él de mis pensamientos, mis conjeturas? ¿Se preocupa él de elegir a los rechazados por el mundo éste? ¿Y no es más que su misión haberse acercado a mí y por lo tanto nada tiene que ver la pasión, el amor o la amistad, como razones absolutas para el acercamieto, posterior domesticamiento y Afecto generados? Estoy perdiendo la noción de todos estos datos. La verdad relativamente absoluta se escabulle de mis pensamientos, corre como agua y se escapa por mis narices, mis oidos, mi boca. Grito en la desesperación y ella astutamente escapa entre mis gritos y el viento que trago para recuperarme de éste. Esto debe ser recordado, es importantísimo.

martes, 18 de agosto de 2009

Lejos

Las Distancias son infinitas. Él está en otra galaxia. Sólo tiene la certeza de que existe, porque cree verle. Quizás sólo en sueños le conozca, y ¿Qué es la vida si no?, piensa. Sus ideas recalcitrantes. Lo único Certero: sus incertidumbres eternas.

Tiene los pies completamente mojados, lleva varias horas así, desde que salió de casa en la mañana. El día ha estado magnifico, representa muy bien a su corazón, lleno de tormentas y tempestades y vientos y lluvia y frío, todos mezclados en una confusa estación.

Tiene los ojos Grandes, cafés y curiosos. Una mirada atrayente e impenetrable. El cabello castaño, termina en unos rulos simpáticos. La piel blanca y tersa. Los dedos delgados y largos, las manos rojas, ateridas por el frío. Los pasos prudentes y silenciosos. Se lo ve merodeando por las bibliotecas, los cines y los teatros, d evez en cuando en alguna tocata poco concurrida. Aparece misteriosamente y así como llega se va.

Ella es alta, delgada, y tiene la piel blanca. El escazo pelo de un castaño oscuro, las manos heladas. De suerte ha traído botas porque sino se hubiera mojado los pies. Su abrigo largo la cubre de la lluvia y el frío.

Un día tomó el metro de noche, ya era tarde. Y ahí le vió, estaba delante suyo. el no tenía idea de la existencia de ella. Pero ella temblaba, su corazón nervioso como un colibri se agitaba por las más peligrosas mareas, lo tenía ahi, al lado suyo. Pudo oler tabaco y vainilla en su abrigo. Con su profunda mirada podría haberle atravesado el cuello. Pero él no se percató.

domingo, 16 de agosto de 2009

Mala idea la tuya oye

Las palabras que aparecerán en este papel,
son completamente deliveradas.
No escogí ponerlas, simplemente
surgieron
de mi más profundo
subconciente.
hay algo con lo que no me contento ¿Sabes?
es esta pestilencia que emanamos
nosotros los seres humanos.

Como si nuestros vivos corazones palpitantes
en realidad podridos sólo fueran un vestigio de muerte
cuando niños somos muy puros
no deseamos mal contra el otro
cuando somos grandes destruimos
a los que amamos
y a los que odiamos ni hablar
La semana pasada me encontré
contigo en ese antiguo cine
no supe cómo reaccionar
frente al hecho de que tú no me reconociste
cuando yo te saludé
creo que te hiciste el weón
para qué andamos con cosas
pero no importa, algún día pagarás ctm


Dormí 17 horas seguidas
hubiera seguido haciéndolo
pero en realidad el
sueño se me había gastado y ya no quedaba
ni una pizca en la alacena


El hombrecito de la caja
furfullaba palabras mientras
las gentes esas sólo observaban
sus dientes peludos.


Mala idea la tuya oye.

jueves, 13 de agosto de 2009

Mis sueños

Te encontré
en mi caminata nocturna
(justo cuando
el farol
alumbraba

hacia la mar)

Te rodeé con mis brazos,
y mis labios acariciaron tus mejillas .
En la fría lluvía que caía
en
mis sueños
Los vehículos pasaban raudos,
y la gente atumultada
nos chocaba violentamente.


yo sin pensar en el devenir
y tú
con tu habitual y clara voz.


Mis dedos
regaron
esos brotes de semillas,
pero
no sé
si la tierra los cobije
tanto como mi corazón
cobija esta idea.
Cada vez que te miro,
mis mejillas me delatan,
y La luz del día sólo revela
lo lejano que pueden llegar
a estar tus pensamientos
de mi existencia.
El Dolor como de quemadura
que me provoca descubrir
que quizás nunca jamás
llegue a saber quién eres
me acompaña como un calor tibio
que me oprime
con sus pequeñas
manos
afiladas
la tráquea.

Creo que si nunca
llego a conocerte
,

desapareceré
entre el Ruido
y el silencio
de mi Corazón enfermo.

martes, 28 de julio de 2009

Palabras revueltas
en un torbellino
que forman hileras
de ideas traviesas
se esconden
trémulas
en mi
cabeza confusa,
y a cada latir
sanguíneo de lágrimas
de cristal abren
sus alas y se
hechan a
volar.




De tanto analizar
perdimos la cabeza.
¿Qué es mejor? ¿No tener
tiempo cuando la tienes o
tenerlo de sobra cuando
la pierdes?


A veces recordar
es apuñalar con
pequeñas punzadas
al corazón herido.



Lágrimas negras
salen de mis ojos
y caen por
mi cara o rostro
lágrimas rojas
chorrean de mi malherido
corazón apenas viviente
es el dolor que me
acorrala.



lunes, 22 de junio de 2009

A veces pienso
que tú no existes,
que sólo mi traviesa
mente me ha hecho
una jugarreta
y que tus pardos
ojos, esos con los
que me miras son
sólo mentira.
Quisiera tener
poderes mentales
y leer exactamente
lo que piensas en
una mirada.
Quisiera saber leer
las miradas.
Sumergirme en el mar
de ideas bizarras
que expede tu
cabeza loca.
Tengo el intranquilo
pensamiento de que
me estoy volviendo
loca, me voy secando
lentamente, mis
muslos lloran, un
cachorro rancio con
su pelaje mustio pasa
y me roza los
cabellos de mielina
que tengo enredados
en mis delirios.
Mis dedos huelen
a chocolate y
tu sonrisa que
esbozaste entre
las sábanas aún
está impregnada
en mi olvido.
Amanezco entre
la lava recalcitante
y mi recuerdo
hace presencia
inmediata arrasando
con el olvido que
estaba instalado.
Me pregunto, ¿Qué nos depara el tiempo?
¿Seguiremos así, compartiendo
pequeños momentos cotidianos?
Supongo que nunca saldrán de mis labios
las palabras que en sueños te confieso
y tampoco creo que tus labios alguna
vez pronuncien lo que yo con ansias
espero.
Tiempo, tiempo, tiempo.

martes, 9 de junio de 2009

¿Qué hacer? ¡Decidme!, ¿qué hacer?, ¿Cómo cerrar con candado de olvido la marea de recuerdos, avalancha que corre como estampida a la orilla de mi mente?... ¿Por qué me tenía que fijar, pegar, estancar, hundir, perder en la nada misma de tu concupiscencia???. Eres un mito, eres un misterio que no he podido resolver. En mi mente habitas la mayor parte del día y en la noche atraviesas mi tráquea y juegas con cada golpe de tambor de mi corazón, y ni siquiera escuchas mi melodía, sólo te guías por tu sed. No te comprendo, no creo algún día poder entenderlo. Quizás por eso es que no te recuerdo, y no puedo a la vez olvidarte, mi cielo.
A veces quisiera...
Jamás, jamás, jamás.
Y otras veces siquiera...
Jamás, jamás, jamás.
Aunque es cierto que quieras...
Jamás, jamás, jamás.
Quieras, lo que quieras...
Jamás, jamás, jamás.
Tal vez si quisieras...
Jamás, jamás, jamás.
Quiero que me quieras...
Jamás, jamás, jamás.
Quisiera, quisiera...
Jamás, jamás, jamás.
Jamás quisiera...
Jamás, jamás, jamás.

Más abajo hay peces, murciélagos y zorros que usted si desea puede alimentar

y eso nomás hay.